FANDOM


Historia Editar

Obito nació dentro del Clan Uchiha, sin embargo creció sin sus padres y sin saber quienes eran, debido a que murieron poco después de su nacimiento. El día en que iba a convertirse en un estudiante de la Academia Ninja de Konoha, Obito llegó tarde a la ceremonia de apertura. Aunque la mayor parte de su clase de futuro, incluyendo Kakashi Hatake, no prestó atención a él, Rininmediatamente le ofreció su amistad al entregarle un paquete con los documentos de orientación. Cuando Obito finalmente se graduó a la edad de 9 años, fue puesto en un equipo con Rin y Kakashi bajo la tutela de Minato Namikaze. El equipo más tarde tomó parte en los Exámenes Chūnin, donde Obito fue eliminado en la tercera ronda por Gai. Kakashi, al derrotar a Gai, a su vez, fue capaz de avanzar al rango de Chunin. Al ver lo emocionada que estaba su compañora Rin por la promoción de Kakashi, Obito comenzó a entrenar mas, eventualmente avanzar a sí mismo a Chūnin a la edad de 11 años. Durante la Tercera Guerra Mundial Shinobi, se les asignó una misión en la cual deberían destruir el puente enemigo (Puente Kannabi), en dicha misión Rin, compañera de Obito y Kakashi, fue secuestrada y Obito sin dudarlo fue a su rescate, no sin antes discutir con Kakashi sobre rescatarla o seguir con la misión y lo deja impactado diciendo "El Colmillo Blanco de Konoha fue un verdadero héroe" y," en el mundo ninja aquellos que rompen las reglas son escoria, pero aquellos que abandonan a un amigo son peor que escoria"(estas palabras las recuerda Kakashi en el primer entrenamiento con el equipo 7). Después de esta discusión, que dejó a Kakashi impactado, fue al rescate de Rin apoyado por Kakashi, enfrentándose a un primer enemigo, Taiseki , cuya habilidad especial era el camuflaje. Al verse en desventaja, se asusta, pero Kakashi lo motiva y se despierta el esperado Sharingan con el que lograron derrotar al primer enemigo. De vuelta junto a Rin, se enfrentan a un segundo enemigo que al final de la batalla utiliza una técnica doton para destruir la cueva donde estaban, Obitoal ver en peligro a Kakashi se avienta sobre él y lo salva dando su vida justo cuando una de las partes de la cueva empezaba a caer, quedando la mitad de su cuerpo aplastada. Después de esto le dice a Kakashi que como no le dio regalo cuando el se convirtió en un Jounin, le obsequia su ojo con el Sharinganactivado ya que estaba muriendo, Rin le implanta el ojo a Kakashi quien derrota con una gran ira al asesino de Obito; Kakashi esta apunto de enfrentarse a un gran número de enemigos cuando queda inconsciente, tiempo después se da cuenta de que su Sensei, Minato, los había salvado y ya sabía lo acontecido con Obito, el cual viviría en el Sharingan de Kakashipor siempre. A pesar de todo esto, Obito no falleció en aquel momento, en vez de esto un ya viejo Madara Uchiha, lo encuentra en la entrada a su guarida y comienza a curarlo, Obito aparentemente sufrió la perdida total del lado derecho de su cuerpo, por lo que Madara se vio en la necesidad de insertarlo con piezas del Cuerpo Artificial de Hashirama, la mayor parte de su cuerpo, cuando por fin despertó, pensó estar muerto pero el antiguo Líder Uchiha le dijo que ahora esta entre este mundo y el otro y le dijo que a cambio de salvarlo le debía un par de favores, Obito quería a toda costa volver a su hogar y Madara le dijo que ninguno de los dos con estos cuerpos se iría de ese lugar, a menos que si quería morir y que si eso pasaba se quedaría con su ojo, Obito jura en ese momento no volver a Konoha.

Después de mucho tiempo Obito comenzó a rehabilitarse, bajo la guardia del Zetsu Blanco y un Zetsu con diseño de Remolino; Obito fue adaptándose a su nuevo cuerpo y gracias a este no necesitaba satisfacer necesidades humanas corporales. Un día el Zetsu Blanco advirtió a Obito de una emergencia en la que Kakashiy Rin, estaban siendo atacados por ninjas de Kirigakure. Obito decide ir a salvar a sus amigos y trató de romper la roca que bloqueaba la salida de la guarida, pero el golpe destruyó su brazo artificial. Al ver lo desesperado que estaba Obito, el Zetsu "Remolino" se une a él para proteger su cuerpo, e ir a ayudar a sus amigos.

Cuando estaba a punto de partir, Obito, es detenido por Madara, quien le pregunta hacia donde va, y Obito, le agradece por haberlo salvado y parte, sin embargo, Madara, sabe que el volverá. Durante el camino, Obito recuerda la promesa hecha por Kakashi y sigue con su camino, allí, el Zetsu Remolino, le propone luchar por él, debido a que el Uchiha estaba débil, pero Obito, argumenta con palabras dichas por Madara, cuando los dos sharingan están juntos funcionan mucho mejor y dice que Kakashi tiene su otro ojo. Poco antes de llegar a la batalla tiene una visión extraña sobre Rin, pero este, la ignora y finalmente llega con sus amigos, pero, este ve como Kakashi atraviesa a Rin, allí, estalla de ira, dispuesto a pelear con Kakashi. Obito al ver morir a su compañera, despierta junto con Kakashi su Mangekyo Sharingan arremetiendo contra los shinobis de Kirigakure que se encontraban en el lugar, los shinobis tratan de golpearlo pero todos sus ataques pasan a través de este, matando a varios ninjas. Cuando estos tratan de llevarse el cuerpo muerto de Rin este los ataca con Elemento Madera: Jutsu Corte de Rama asesinándolos a todos, para luego asegurar que se encontraba en el "infierno".

Haciendo su camino hacia el cuerpo sin vida de Rin, Obito pasa a través de Kakashi indiscriminadamente. Obito fue finalmente capaz de acunar su cuerpo sin vida. La muerte de Rin fue un hecho que traumatizo a Obito y destrozó su resolución. Obito finalmente llegó a la conclusión de que los ideales de Madara eran absolutos con la idea de que una realidad sin Rin es una que no sirve para nada y debe ser destruida, diciendo que iba a crear una nueva realidad con él, Rin y Kakashi para estar juntos otra vez, a pesar de que este último haya matado a Rin.

Volviendo a Madara, poco después, Obito unió sus fuerzas con el viejo Uchiha para ayudarle en su Plan Ojo de Luna, con el fin de crear un mundo en el que Rin estaba viva. Madara aceptó la oferta de Obito y transmite sus conocimiento de la historia del Sabio de los Seis Caminos y suya, su planes, entrenado a Obito en diversas técnicas con el fin de controlar a la Estatua Demoníaca del Camino Exterior. Para ayudarle, Madara implantado una porción de su voluntad en el Zetsu Blanco que condujo a la creación de "Zetsu Negro", así como en el clon viviente Hashirama antes de morir, esperando el día que Nagato lo reviviera. Obito dejo de lado su nombre para tomar el de Madara después de encontrarse a Nagato junto con Zetsu.

Obito y Zetsu viajó a Amegakure para cumplir con los Huérfanos de la Lluvia, que eran escépticos al reclamo de Obito que era Madara y su plan para hacer un mundo donde gana todo el mundo, a pesar de que Nagato quería saber acerca de sus poderes. Yahiko contradijo a Obito y le dijo que se quedara lejos de ellos. Obito, sin embargo, afirmó que volvería a ese lugar todos los días a la misma hora hasta que Nagato viniese y vino a él voluntariamente. Finalmente, después de la muerte de Yahiko, Nagato se convertiría en Pain y se unió a Obito, este principio de la encarnación actual de Akatsuki.

Hasta los acontecimientos de la Parte II, Obito a operado en secreto sólo, con el nombre de Madara. En algún momento viajó a Kirigakure en donde controló a Yagura convirtiéndose en el Mizukage en las sombras (algo que sólo conocía Kisame). Ademas mantuvo durante sus reuniones privadas con Nagato, ser "Madara" volviéndose el Líder enmascarado de Akatsuki. Poco después de que Nagato se hizo cargo del liderazgo de la organización, Obito crea la identidad del enmascarado ninja "Tobi" para supervisar el Akatsuki desde las sombras como un miembro del grupo. Doce años antes del inicio de la serie y después del final de la Tercera Guerra Mundial Shinobi, la jinchūriki del Kyubi, Kushina Uzumaki, estaba a punto de dar a luz, lo que debilita el sello que contiene al Kyubi. Tobi mató a los guardias ANBU y, después de que Naruto nació, él mató a Biwako Sarutobi y Taji, y secuestró a Naruto. El padre de Naruto, Minato Namikaze, tomó a Naruto de nuevo, pero Tobi escapa con Kushina. Como el sello estaba a punto de romperse y en consecuencia el Kyubi sale del cuerpo de la Jinchūriki al ser extraído por el Uchiha. Tobi usó su Sharingan para poner al Kyubi bajo su control y comenzar de este modo su ataque sobre la aldea. Kushina sobrevive a la extracción, Tobi intenta hacer que el Kyūbi la aplaste, pero Minato la salvó y huyó. Tobi lleva al Kyūbi a Konoha para destruirla. Minato llegó y fue capaz de contener al Kyūbi, pero Tobi se enfrenta a Minato para detener su intromisión. Tobi rápidamente es forzado por Minato a usar su ninjutsu de tiempo-espacio. Sin embargo, Minato fue capaz de deducir el secreto detrás de la técnica y someter a Tobi con una oportuna teletransportación y lo remata con un Rasengan. Minato luego libera al Kyūbi del control de Tobi, herido y privado de su mejor arma (puesto que Minato puso un sello en Tobi que le impediría hacerse con el control del Kyūbi), optó por huir, diciendo que el Kyūbi estaría a su control de nuevo algún día. Para enfatizar esto, él dijo que él tenía otros planes. Al concluir el ataque del Kyūbi, en Konoha, Minato selló a la mitad del Kyūbi en su hijo y la otra mitad en si mismo, aunque a costa de su propia vida, la de su mujer y otras víctimas durante el ataque.

Ocho años más tarde, se infiltró en Konoha para tratar de reavivar las llamas de la guerra. Fue encontrado por Itachi, que convenció a Tobi de preservar a la población a cambio de ayudar a acabar con el clan Uchiha como venganza por abandonarle décadas atrás. Tobi cumplió su parte del trato y entre otras cosas, aportó la asistencia de Itachi en la masacre, sin embargo, Itachi nunca confió realmente en Tobi, mantenido un ojo en él por el resto de su vida. Además durante dicho ataque se reunió con Danzo Shimura.